sábado, 3 de agosto de 2013

Perversión



En muchas ocasiones, cuando se habla de BDSM con alguien ajeno al tema, enseguida te das cuenta de que no tiene muy buen concepto de esta práctica. Me ha ocurrido varias veces. Unas, hablando en general del tema y otras, admitiendo mi participación en la práctica en calidad de esclava. Naturalmente, la reacción es diferente cuando saben que soy parte integrante del BDSM que cuando hablo con alguien desde un punto de vista general y sin revelar mi condición de parte sumisa.
Lo más dulce que se oye es que los practicantes del BDSM son unos tíos y unas tías raros, casi excepcionales, mientras que es fácil que lo traten de perversión. Los que practicamos BDSM somos unos pervertidos en general. Si se profundiza un poco más, se descubre que los Dominantes son machistas y maltratadores, las Dóminas lesbianas en su mayoría y las sumisas y esclavas unas zorras, unas guarras y unas degeneradas.
Me pregunto cuál será la razón de que tanta gente piense así. ¿Es por desconocimiento? ¿Es por prejuicio? ¿O se trata de envidia porque les gustaría entrar en nuestro mundo pero no se atreven? Creo que es una mezcla de las tres y, tal vez, de alguna razón más. Quizá se debe también a que nosotros mismos nos encerramos en nuestro mundo, como si lo que hacemos fuese algo prohibido o macabro, como si todo fuera sadismo profundo o sexo aberrante y a que no contamos nuestras prácticas o nuestros sentimientos. Pero es difícil presentarte ante alguien y decirle "Yo soy una esclava y pertenezco a mi Amo". Es curioso ver la cara que ponen.

7 comentarios:

  1. Pásate por mi blog. Quiero conocerte.
    http://bolboreta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El blog está cancelado. ¿Podemos hacerlo de otra forma?

      Eliminar
  2. Hola Silvia soy vainillaosumisa

    Hay que tener mucho cuidado hasta donde mostramos nuestra intimidad, el problema es que lamentablemente una persona puede perder hasta el empleo simplemente por declarar que es practicante de D/S o que su espos@ o novi@ o amante es sumis@, (sino es que hasta tus amigos con los que has crecido se pueden alejar de ti por que se les pasa por la cabeza un millón de cosas).
    Los hombres pueden ponerse groseros o majaderos creyndo que eres una "puta" ...etc etc
    Lo diferente da miedo y genera alerta.
    Las otras mujeres pueden tener miedo y celos a que efectivamente seas un "zorron" peligroso en su territorio.
    por que vivimos quieras o no es un mundo "vainilla" mayoritario y lo peor de todo es que lo primero que se entera la gente de la D/S es lo que sale en los periódicos o en la s noticias ...y son generalmente noticias feas : de maltrato abusos sadismo extremo tráficos de mujeres (santo dios) y hasta asesinatos ....eso no tiene nada que ver con D/S...pero gente enferma que se autodenomina praticante de D/S , y que tiene serios problemas mentales es la que sale mas a la luz dando una imagen muy negativa :
    Justos pagan por pecadores

    Es un acto de valentía pero también es algo temerario hacer publico parte de nuestras costumbres en cuanto relaciones de pareja se refiere....la intolerancia y el temor de la gente puede hacernos pagar un precio muy caro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Contestaré un poco en la próxima entrada

      Eliminar
  3. Lo que no es igual a nosotros es anormal, o también se puede justificar como estrechez de mente, en realidad poco importa el como lo vea la gente, si haces lo que sientes, lo demás viene a ser lo de menos.

    El mundo BDSM, va más allá, es una entrega profunda en la que la confianza es primordial y se crea un lazo sublime que es difícil se quebrante, no tengo mucha experiencia, pero es como yo lo siento.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amy sum. Estoy totalmente de acuerdo contigo y pienso de la misma forma. Puedes comprobarlo en mi próxima entrada. Gracias

      Eliminar
  4. A palabras necias...! Es cierto que es la opinión generalizada, y qué? Realmente importa tanto lo que piense la gente ajena al BDSM? Yo estoy muy orgullosa de la parte que me toca, y si han de pensar que soy una degenerada -por ejemplo- pues perfecto! Estoy encantada de ser una degenerada ;)

    Por otra parte, lo del secretismo que nos rodea, personalmente lo prefiero. A mí me gusta. De hecho, tengo unas ganas locas de que se pase toda esta fiebre de las 50 sombras que, de acuerdo que le habrá servido a alguien para conocer lo que sentía y atreverse a dar el paso, pero no creo que en general haya ayudado mucho.

    Un placer leerte, silvia.

    ResponderEliminar