jueves, 2 de febrero de 2012

Homenaje




Mi abuela va a cumplir noventa años y hasta ahora ha gozado de una salud envidiable. Hace dos semanas enfermó seriamente con una neumonía, una enfermedad que a esa edad, es extraordinariamente grave. La ingresamos en un hospital y aunque su estado siempre fue grave, empezamos a notar una cierta mejoría que nos llenó de esperanza y que, incluso, llevó a los médicos a programar su alta hospitalaria para unos días más tarde. Pero el día anterior al señalado para regresar a su casa sufrió una hemorragia masiva por el recto. Según los cálculos llevados a cabo a través de la pérdida de hemoglobina, se calculó que había perdido más de un litro de sangre. Naturalmente, esa circunstancia la ha llevado al borde de la muerte. La han transfundido varios envases de concentrados de hematies pero aún así, su estado en el día de hoy es crítico, sin que los médicos tengan esperanza alguna de que pueda salir adelante.
Por eso quiero hoy escribir este pequeño homenaje, cuando todavía está viva, a una de las personas que más he querido en mi vida. Todavía recuerdo cuando éramos pequeños y se quedaba al cuidado de mis hermanos y mío cuando mis padres salían de viaje o iban a algún lado. Las regañinas cariñosas porque me vestía demasiado atrevida según su concepto o la alegría que tuvo cuando terminé la carrera y, naturalmente, sus desvelos, su preocupación y su tristeza cuando supo que estaba enferma y que tenían que operarme.
Yo sé que dentro de unos días mi abuela no estará ya con nosotros pero ella es creyente y sé que con toda seguridad viajará lejos a ese rincón del Universo en el que la espera mi abuelo y en el que algún día me reuniré con ella.
Pido disculpas por escribir una entrada tan personal pero era necesario que lo hiciera.
Adiós abuela. Jamás te olvidaré.

4 comentarios:

  1. No tenías que pedir disculpas, silvia

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Leviatan.
    La verdad es que habrá gente que piense que no es sitio para asuntos tan personales. Gracias por el ánimo
    Silvia

    ResponderEliminar